Telas

Las alumnas combinan diversos movimientos corporals y distintos tipos de danza, fuerza y gravedad, desde telas suspendidas y sujetas a unas vigas que sirven de soporte.  Trabajan todos los músculos del cuerpo, especialmente los del abdomen, brazos y piernas y desarrollan bastante resistencia.  Se enseña a niñas a partir de los 9 años.